25 junio 2013

Kristen Stewart habla del fallecimiento de James Gandolfini, su co-estrella en Welcome To The Rileys

Kristen Stewart sobre James Gandolfini: 'Cada recuerdo volvió a mí y me desgarró'



Estaban mal emparejados desde el principio.

James Gandolfini era corpulento, implacable e irritable con una rabia sumergida y pena. Kristen Stewart era pequeña, frágil y confrontaba una confianza en sí misma falsa mientras entraba en una espiral de autodestrucción.

Al menos, esos eran sus personajes en Welcome To The Rileys, un drama independiente de 2010 que protagonizaba ella como una adolescente striper/prostituta y él como el bien intencionado pero desencaminado padre de un niño fallecido que pensó que podía intentar salvarla a cambio.

Stewart ja estado en silencio desde la inesperada muerte de Gandolfini la semana pasada de un ataque al corazón a los 51 años, pero con su funeral previsto para el jueves en Nueva York, ella se ha abierto sobre la pérdida de un amigo y colega:

"Cuando oí lo del fallecimiento de James estaba en Nueva Orleans, donde le conocí grabando, y cada recuerdo volvió a mí y me desgarró", le dice a EW en un comunicado. "Guardaré ese tiempo cerca de mí para siempre. Él fue inmensurablemente genial. Mi corazón está con su querida familia".

En la vida real, la pareja tuvo un vínculo forjado por su introversión mutua. Ninguno de los dos era un gran orados, pero los dos eran famosos por un personaje que creó obsesivos y, a veces, fans intrusivos. Él era la estrella ganadora de un Emmy de Los Soprano, ella era la protagonista de la saga de chicas adolescentes enloquecidas Crepúsculo.

Cuando la entrevísté en 2009 para USA Today, ella acababa de terminar de grabar Welcome To The Rileys y habló sobre su discreta amistad con Gandolfini. "Jim era...la mierda", ella dijo riéndose después de tener problemas durante un momento para encontrar la palabra adecuada. "Él es silencioso. Nos llevamos bien porque dejamos que sucediera de la forma en que se suponía que tenía que hacerlo. Él era muy orgánico, muy guay".

Cada uno de ellos estaba también intentando algo nuevo con el drama independiente de familia-encontrada: Él quería enseñar que era más que Tony Soprano; ella quería probar que era más que Bella - no que fuera fácil escapar de esos papeles.

A cada lado al que Stewart iba, los fans de Twilight tendían a reunirse y flipar. Ella sentía que no era buena a la hora de manejarlo en aquel momento, aunque admiraba lo poco que se enfadaba su co-estrella de Welcome To The Rileys cuando fans alborotados de los Soprano aparecían.

"Él tiene eso. Es tan molesto", dijo Stewart en 2009. "Todo el mundo está como 'Tonyyy! Tu, Tonyyy!' Yo me siento allí diciendo 'No hagáis eso... Él os derribará de un jodido golpe'."

Aquí hay una escena de los dos de la película del director Jake Scott como sus personajes, Doug y Mallory, estableciendo una inusual y sucedánea relación padre/hija. Gandolfini le está pagando al personaje de Stewart para que viva en su casa dilapidada y destrozada, pero él ha decidido exigirle un precio cuando ella rompe sus reglas.

No es una película que fuese vista ampliamanete como su trabajo en Twilight y Los Soprano, pero merece la pena verlo - aunque sólo sea por verla a ella como algo a parte de la inocencia, y a él como algo más tierno que el jefe de la mafia.
Traducción LaSagaRobsten

Noticias Relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

ShareThis