17 enero 2014

Reviews de Camp X-Ray desde Sundance Film Festival.

Yendo a Sundance, el próximo drama de Kristen Stewart en la Bahía de Guantánamo llamado "Camp X-Ray" era una película en la lista de casi todo el mundo. El screening lo hizo increiblemente bien en Sundance, con muchos espectadores ofreciendo una ovación de pie cuando la película terminó.

No es la primera vez de Stewart en Sundance, en 2010 ella asistió a la premiere de "The Runaways", pero su película "Camp X-Ray" parece que será una de las mejores actuaciones de la estrella. El screening fue proyectado esta tarde (Viernes) en el adorable Teatro Eccles en Park City, Utah.

Este proyecto es del director primerizo Peter Sattler y es una pieza conmovedora e inteligente sobre un tema muy controvertido. La historia es una guardia de prisión, Amy (interpretada por Stewart), estacionada en la Bahía de Guantánamo. Es en este lugar donde conoce a un recluso que está retenido allí, (otra sobresaliente actuación interpretada por Payman Maadi). La película por supuesto no fue grabada en ningún sitio cercano a la localización real, pero el diseño del set fue sorprendentemente bien hecho.

Stewart, en el pasado, ha sido criticada por su, de alguna manera, fría manera de abordar sus actuaciones, pero aquí es perfecto para su personaje. Añade otra capa de burbujeante conflicto interno al soldado, que más a menudo que no es más uan estatua de lo que una persona normal lo sería. Es refrescante ver a Stewart en un papel que encaja en su actuación un poquito mejor, y ella debería estar muy sobrepasada por ver el lanzamiento de la película.


Puede ser que tengas una fuerte opinión sobre las habilidades actorales de Kristen Stewart. Las películas de Twilight te pusieron a favor o en contra. Bueno, tira esa percepción por la ventana. En su nueva película, Camp X-Ray, Stewart interpreta a una guardia de la Bahía de Guantánamo que se hace amiga de un recluso. Has leido bien. Mientras la película toma una posición deliberadamente apolítica y con una aproximación clínica al retrato de lo enferma que es la vida en Gitmo, la marca natural de Stewart de ser introvertida y morderse el labio añade un calor necesario a la película. Como su personaje, que se retira de su vida en Florida a lo que sea que la armada le vaya a proveer, Camp X-Ray es Stewart mudando la piel y permitiéndose a sí misma ser explotada por talento. El director Peter Sattler encuentra a una persona real en Stewart, envolviéndola en una realidad que está más adaptada a su personalidad que los mundos de fantasía de Blancanieves. Ella lleva su camuflaje con la intensidad de una roca fría, rompiéndose lentamente cuando se abre a un detenido (interpretado por Peyman Moaadi de 'A Separation'). La película no profundiza mucho bajo la superficie, pero Stewart es un peón visible en la mecánica de la cárcel. Si la has descartado, date cuenta de que la has infravalorado todo este tiempo.

La estrella de "Twilight" había estado previamente en la competición del Festival con "The Runaways".

El retorno de Kristen Stewart a Sundance con "Camp X-Ray" se veía como un éxito - al menos inicialmente - cuando los festivaleros empezaron a twittear cosas positivas sobre ella en su turno como protagonista del drama de la Bahía de Guantánamo que se estrenó a mediodia el Viernes para obtener una ovación parcial de pie en el Teatro cavernoso de Eccles en Park City.

"Creo que Kristen Stewart florece en materiales realistas. Ella es reconocible, humana en Camp X-Ray. La película lo pedía", twitteó el reportero de cine freelance y crítico Matt Patches.

La película, escrita por el director primerizo Peter Sattler, sigue a Amy (Stewart), una soldada que es asignada a la tarea de ser guardia de prisión en la Bahía de Guantánamo, donde se hace amiga de un recluso (interpretado por la estrella de "A Separation" Payman Maadi). Sattler ha dicho que Stewart tenía mucho que añadirle al personaje y al guión,que fue rodado en una prisión juvenil a las afueras de Los Angeles.

"Camp X-Ray" está en la competición de USA en Park City, a donde Stewart voló desde Los Angeles el jueves para asistir a la Premiere. Pero K-Stew no es una novata de Sundance: Ella vino a Park City en 2010 para la Premiere de "The Runaways", donde ella interpretaba a la rockera Joan Jett, y ha asistido otros años sin una película en competición.

La primera y fascinante película del guionista y director Peter Sattler, Camp X-Ray, deja a un lado la controversia que rodea la Bahía de Guantánamo para centrarse, sin embargo, en el drama personal de las conexiones humanas y la compasión, hábilmente extraido del dia a dia mundano de la vida en una celda. En esencia a dos manos, equilibra una poderosa interna actuación de Kristen Stewart, dejando quizas su mejor trabajo en pantalla hasta la fecha como una guardia militar inexperta, contra una igualmente convincente caracterización de Payman Maadu como el detenido a largo plazo que rompe su caparazón. La complejidad psicológica y la rica recompensa emocional deberían asegurar este proyecto expertamente si se aproxima la película a un público considerable.

Sattler señala su confianza en la historia desde fuera con la enseñada secuencia pre-título. Un noticiario de televisión en lenguaje árabe muestra la familiar imagen de una nube de humo desde las Torres Gemelas, mientras un hombre del meido este se prepara para dejar su disgno apartamento. Mientras se para para rezar, agentes de la policía irrumpen en la habitación, poniendo un saco sobre su cabeza y sacándole en un viaje que - en rápidos cortos de escenas con imágenes claras - le transportan a él y a otros por aire, mar y carretera a una prisión de acero forjado donde son puestos en jaulas individuales. Cuando les quitan el saco, vemos el rostro golpeado y ensangrentado del hombre que llegaremos a conocer como Ali (Maadi), o el detenido 471.

Saltando al futuro 8 años, la recién reclutada Cole (Stewart) llega, y con otros nuevos guardias, le dan el entrenamiento con la orientación estándar. Eso inluye rotación de patrullas cada 12 horas y ver suicidios cada 3 minutos a través de ventanas en cada puerta de celda de un sólo ocupante. "Te probarán, sacarán lo mejor de ti", dice Ransdell, el hombre duro y cabron de la division que será el superior directo de Cole. Aconseja a los nuevos no compartir nombres o información: "No dejeis que entren en vuestra cabeza".

Ansiosa por probar su valía en compañía mayoritariamente masculina, Cole se presenta voluntaria el primer día para ser parte de un Equipo de Reacción de Fuerza Inicial de 4 miembros para subyugar a un detenido jihadista violento. Su "Bienvenida a Gitmo" involucra ser golpeada y escupida en la cara. En estas escenas de apoyo establecedoras, Sattler y el editor Geraud Brisson disponen la fundación de una atmósfera de tensión, ayudada por los movimientos medidos y la manera de mantener la mirada con la cámara digital de James Laxton y con la música con carácter de fondo de JessStroup.

El tono empieza a cambiar, sin embargo, durante una excelente escena revigorizada por un humor inesperado, en donde Cole lleva el carrito de los libros a través del pasillo de las celdas y tiene su primera interacción con Ali. Devolviendo un volumen gordo de poemas de Emily Dickinson, él husmea en el otro material de lectura en oferta antes de empezar a despotricar sobre los guardias escondiendo el 7º libro de Harry Potter para volverle loco. En este y los subsiguientes intercambios, el pincha a Cole - a veces sólo jugando con ella, a veces poniéndose agresivo o completamente desagradable - mientras ella se esfuerza por mantenerse impasible.

Intentando adaptarse a la manera de pensar militar, Cole participa en explosiones de cervezas y viajes de pesca. Intenta tragarse sus dudas morales cuando siente que Ali está siendo castigado inhumanamente por una transgresión en la que ella fue afectada. Pero cuando Ransdell le pega a ella y ella tiene segundos pensamientos sobre consentirlo, su aceptación en la compañia se ve amenazada. Observándola hablar con Ali en el campo de ejercicio, el corpulento hombre usa su poder para humillar tanto a la guardia como al detenido.

La decisión de Cole de reportar a Ransdell por violación de la conducta fracasa en otra escena intensamente interpretada. Ella es entrevistada por la oficial de mando (John Carrol Lynch), que deja claros sus sentimientos sobre reportar contra un compañero oficial y también tiene su propio resentimeinto al haber sido asignado a Gitmo.

En una fracción de menos de dos horas, la película pudo haberse beneficiado de la escasa rigidez, particularmente de algunas partes en medio disminuidas. Pero la continua evolución de la amistad cauta de Cole con Ali es observada con integridad emocional y patetismo, describiendo a dos personas inteligentes en contraste con estados de confinamiento, cada uno de ellos buscando contacto. Los aspectos dramáticos son elevados en una escena con un alto clima de suspense durante la cual tanto Cole como Ali revelan más sobre ellos mismos en unos pocos minutos de lo que lo han hecho a lo largo de toda la película.

"Tu y yo estamos en guerra", le dice Ali a ella en un momento. Pero mientras la inocencia del detenido como sospechoso terrorista se deduce claramente, una de las fuerzas del guión de Sattler es su negativa a hacer de este un simple drama sobre enemigos, injusticias o persecución inhumana. Lo hace con empatía, y haciéndolo aplia la íntima historia para encontrar universalidad temática.

La comprensión del personaje de Sattler es excepcional, como lo es su guía de los actores, sugiriendo distintas personalidades para los compañeros guardias masculinos de Cole con sólo una línea o dos. Pero el pulso de esta pieza de cámara mejorada, mucho de lo cual obviamente tiene lugar en esos claustrofóbicos interiores, es el poco probable vínculo entre Cole y Ali.

Mejor conocido por su buen trabajo como el sitiado marido en la Ganadora a un Oscar de Lengua Extranjera Iraní A Separation, Maadi hace de Ali un homre orgulloso, enfadado, tan contrario a la hostilidad de sus compañeros reclusos como si fuera un militar de USA. Su agriedad cuando desnuad a Cole de sus engaños sobre sí misma y lo que ha aprendido es formidable. Pero también lo es su desgranada facilidad cuando pondera su futuro.

Incluso desde que la repercusión de Twilight empezó, la gente ha cuestionado si Stewart es simplemente una huraña reina de la pantalla o una actriz real. Ella pone ese argumento a descansar aquí, interpretando a un personaje duro, taciturno dirigido por una urgencia inarticulada "a hacer algo importante", pero despertada abruptamente por una realidad impredecible. Es una actuación fieramente contenida, aportando crudas visiones personales incluso cuando Cole externamente permanece apretada en la incomodidad. No hay un momento de Stewart en la pantalla aquí donde no sea completamente paralizante.


Traducción LaSagaRobsten

Noticias Relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

ShareThis