22 abril 2013

Nueva Entrevista de Kristen Stewart: “Necesitamos más mujeres fuertes”

La actriz vuelve por la puerta grande con su primer papel plenamente adulto en ‘On the road’, un condensado de sexo, drogas y poesía ‘beat’.


Tras clausurar la saga Crepúsculo, Kristen Stewart regresa a la cartelera con uno de sus primeros papeles auténticamente adultos. La actriz se mete en la piel de Marylou, principal personaje femenino de On the road (En la carretera), adaptación de la mítica novela de Jack Kerouac que firma el brasileño Walter Salles, con la que persigue romper con la virginal imagen que le confería Bella Swan.

Vestida con camiseta de Blondie, microshorts negros y chaqueta de cuero naranja de Balenciaga (marca que la ha elegido repetidamente como imagen), la actriz aceptó responder a nuestras preguntas excusándose por no quitarse unas enormes gafas de sol, que pretendían camuflar “un resfriado terrible”.

¿Cómo se mete uno en la piel de un personaje ficticio inspirado por otro de verdad? La responsabilidad debe de ser doble, ya que hay que hacer justicia al libro, pero también al espíritu de la auténtica Generación Beat.

Esa es la palabra que mejor lo resume: responsabilidad. Así me sentí trabajando en esta película. Leí el libro a los 14 años y diría que fue la primera vez que disfruté con una lectura. Descubrí que leer era algo que me gustaba gracias a este libro. Y me permitió descubrir a muchos otros autores que me han marcado. Leerlo fue el punto inaugural de mi adolescencia, ese momento tan lleno de emociones, de pasión y de convicciones fuertes.

En la película abundan el sexo y las drogas. ¿Hasta qué punto le contrarió enfrentarse a esas escenas?
No me incomodó en absoluto. Me sentí muy segura y protegida. Sentía que se lo debía al personaje. Soy muy diferente a ella, pero supe que tenía que perder el control para hacer un buen trabajo. Yo soy bastante introspectiva, mientras que Marylou es mucho más abierta. La desnudez y las drogas me dieron igual. Si le digo la verdad, casi lo estaba deseando… Dios, esto va a quedar genial en su titular [sonríe].

¿Diría que las experiencias de los personajes eran más transgresoras entonces que lo que son ahora?
No lo sé. Puede que tomar drogas y practicar el sexo con promiscuidad sea considerado más sórdido ahora que en los cincuenta. Diría que, para esos personajes, era una manera de exprimir al máximo sus vidas.

¿Comparte ese impulso por vivir al máximo?
Me parece un sentimiento fundamental. Por eso el libro ha logrado conectar con tantos lectores a lo largo de las décadas. Suele gustar a gente que se da cuenta de que sus valores, prioridades y fronteras son distintas a las de la mayoría. Es algo a lo que me sumo.

¿Cómo se vive al límite con todas las miradas encima?
Visto desde fuera, sé que parece imposible. Pero, al margen de cuando estás de promoción, me siento plenamente libre de hacer lo que apetezca. Si actúas de manera sincera contigo misma, no hay nada de lo que tengas que avergonzarte. Si la gente te ve, que te vea. No dejan de preguntarme sobre qué siento siendo un modelo de conducta para tantas chicas y todas esas cosas. Yo respondo que, si pretendes ser un modelo, tienes que ser fiel a quien tú eres en realidad. Si calculas cómo quieres que se perciba tu imagen, estás mintiendo… así que nunca serás un modelo de ningún tipo.

¿No le da miedo que, en esta nueva etapa, sus fans le acaben girando la espalda?
No es asunto mío. Hago lo que quiero y lo que me gusta. Lo repito: lo más importante es ser honesto contigo mismo. Si intentas ser algo que no eres, acabarás siendo una combinación de cosas que no pegan juntas y terminarás no siendo nada de nada…

En cualquier caso, el riesgo de alienar a sus fans adolescentes es algo que se le debe de pasar por la cabeza cuando acepta participar en una película como On the road.

No soy consciente de ello. Me comprometí a hacer esta película antes de que Crepúsculo tuviera tanto éxito. Ya sé que no se lo creerá, porque es lo que dice todo el mundo, pero no hay ninguna táctica escondida en mis decisiones. Aunque sé que, en el fondo, todo parece muy estudiado: con Blancanieves y la leyenda del cazador debió parecer que me estaba alejando deliberadamente de Crepúsculo, y con esta película, que le estoy guiñando el ojo al público indie… Pero no es así. Sé que cuesta de creer, pero estoy siendo jodidamente honesta con usted.
 
¿Qué guía entonces sus decisiones?
[Duda] Tal vez elegir a personajes que sean mujeres fuertes. Creo que en este momento necesitamos más mujeres así.

¿Se siente aliviada tras haberse deshecho de Bella?
Es lo que todo el mundo da por sentado, aunque en realidad yo he disfrutado mucho con Crepúsculo. Es verdad que podría haber perdido la cabeza, pero por suerte no ha sido así.

¿A qué se refiere?
El cine es una experiencia muy extraña, en la que compartes una gran intimidad con miles de espectadores pese a que no los conozcas. Y en el caso de Crepúsculo, no fueron miles, sino millones. Si no te afecta en absoluto ese tipo de experiencia, ni que sea un poco, es que estás mal de la cabeza.

Puede que tengamos una impresión equivocada, pero sigue pareciendo intimidada por los estrenos y las alfombras rojas. ¿Es timidez o disgusto?
No es que no me guste, es que me sigue pareciendo sobrecogedor. ¿Qué puedo hacer? Me siento cómoda en los lugares donde hay cientos de personas mirándome. A menudo me tengo que repetir a mí misma: “Concéntrate, que no se te vaya la cabeza a otro lugar”. Me resulta muy fácil encerrarme en mí misma y olvidarme del resto.

Trabaja en el cine desde los nueve años y sus padres estaban metidos en el negocio [su padre es productor de televisión y su madre, script; se divorciaron en septiembre de 2012 después de 27 años juntos]. 
 
¿Cree que le ha servido para tomarse a Hollywood menos en serio?
Desde luego, el hecho de crecer en una familia que trabajaba en los rodajes te hace sentir un poco más proletaria. Así es como me acerco a mi trabajo: sintiéndome una pequeña parte de un equipo. Sé que sonará muy pretencioso, pero la industria del entretenimiento no me interesa lo más mínimo. No quiero formar parte de ella.. Lo que quiero es hacer películas que sean importantes.

Entre su relación con Robert Pattinson, ¿diría que existe rivalidad profesional? ¿O más bien emulación?
No hay rivalidad ni desafíos. Estoy muy orgullosa de él. En el fondo, los dos estamos aprendiendo.

Fuente: elpais.com Gracias al aviso de León (Edward) + Oveja (Bella) = Monstruo del Lago Ness (Nessie)
diariotwilight 

Noticias Relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

ShareThis