23 mayo 2014

Reviews Screening para prensa de Clouds of Sils Maria en Cannes 2014


Telegraph

Kristen Stewart brilla en su mejor papel hasta la fecha, en el drama intrépidamente inteligente Clouds of Sils Maria por Olivier Assayas, mostrado en Cannes 2014, dice Robbie Collin.

(...)

Pero es Stewart quien realmente brilla aquí. Valentine probablemente es su mejor papel hasta la fecha ella es aguda y sutil, reconocible y de repente distante, y al final, un giro sorprendente es manejado con un toque de brillante lucidez.

The Guardian

(...) Stewart demuestra otra vez la buena actriz que puede ser fuera d la sombra de Twilight. Sentada para cenar, en una escena narrada, Val rechaza a su jefa por ser una snob y aclama que las fantasias taquilleras pueden ser tan válidas, a su forma de ver, como los dramas socio-realistas situados en fábricas o en granjas. Maria arquea una ceja delicada. Aún así, no está convencida.

Vanity Fair

En Clouds of Sils Maria de Olivier Assayas, Kristen Stewart se la clava a cualquiera que alguna vez la vapuleó por Twilight.

(...)

Podría ser el personaje de Chloe Grace Moretz, la sensación aparentemente malcriada de los tabloides Jo-Ann Ellis, que saca el dedo de en medio a las cámaras, pero es la verdadera Kristen Stewart, celebridad famosa por una franquicia, la que saca el dedo de en medio a los críticos en Clouds of Sils Maria. Es una meditación de Olivier Assayas reflexiva e inteligente sobre la actuación, la fama, y la edad que no sólo le ofrece a la srta. Stewart el mejor papel de su vida; le garantiza un momento en el centro del escenario para exponer, en términos elocuentes aunque no didácticos, una defensa de los actores en la clase de películas que suenan como el infierno muchísimo como Twilight.

Mientras el meta-momento encaja perfectamente en el transcurso de esta película (y no tengo dudas de que hubiese encajado bien si otra actriz con talento hubiese dicho las lineas), es imposible no imaginarse esto como un grito de corazón de K-Stew, una sugerencia de que aquellos que han estado vapuleando a las películas de Twilight quizás deberían meter la cabeza bajo tierra. Stewart ofrece una llamativa actuación en Clouds. Su personaje, Val, una asistente personal y roca de Gibraltar para la película de Juliette Binoche y la actriz de teatro Maria, es segura de sí misma, astuta, honesta, perceptiva e incluso un poquito cálida. Es un giro de 180 grados de la Bella Swan muerta detrás de los ojos, aunque aún está la misma postura plana y presencia de brazos cruzados. Aquí irradia confianza, no la indecisión de Edward vs. Jacob. La mayoría de la película es simplemente Stewart y Binoche charlando, y a Stewart le va mucho más que bien. Esta película cambiará fundamentalmente tu percepción de esta persona que ha sido objeto de burla.

AP

Interpretando a una asistente personal de una famosa actriz, Kristen Stewart dio al Festival de Cine de Cannes una actuación que hace referencia a sí misma e inmediatamente aclamada en el último dia del festival.(...)


Little White Lies

Para ayudarla a pasar por este tiempo de prueba metafísico está su asistente, Valentine, aquí interpretada por Kristen Stewart, que ofrece una actuación de inmenso aplomo y texturas, reteniendo el buen humor en la cara de una posición a tiempo completo que incluyo estar encerrada en la forma de pensar profesional de otra mujer. Su personaje, repleto de tattoos en los brazos, camisetas de bandas vintage y gafas de montura gorda y negra, es alguien que inicialmente parece como un arquetipo satírico de una muñeca libre de PR, aunque Stewart imparte un aire de pensativa solemnidad, pocas veces explotando en teatrales de grandes modos que lo intentan demasiado.

THR

La mayor parte de las dos horas de la película están dedicadas a escenas que involucran a Binoche y Stewart, a veces con otros pero la mayoría a solas, así que para cualquiera que disfrute viendo a estas dos excelentes actrices charlando de ida y vuelta mientras sus personajes lidian con los problemas de miriadas que rodean a la carrera de la actuación, hay mucho que contemplar. Esta es definitivamente una vista desde dentro, mirando cosas no desde un punto de vista salaz, pero como una consideración de la forma en que esas vidas son guiadas y como las asociaciones pasadas continuan impactando en las decisiones tomadas en el presente.

Binoche y Stewart parecen tan naturales y como la vida misma que sería un tentación sugerir que interpretan a personajes muy cercanos a sí mismas. Pero también sería denigrante y condescendiente, como si sugirieras que no están actuando realmente en absoluto. Su toma y daca y el momento de sus intercambios, particularmente en las secuencias de ensayos, es maravillosamente fluido y no teatral; Binoche trabaja en un registro más animado, lo que hace que habitual el estilo de Stewart de bajo perfil, que puede bordear en la monotonía, función efectivamente interpretada en contraste.

Irish Times

La película merece la pena indudablemente por las actuaciones de K-Stew y J-Bo. Son las únicas cosas auténticas en un mar de controversia y mala fe. Grandes premios llegarían como una sorpresa.

The Film Stage
Stewart ha sido una propiedad extraña en su tiempo en Hollywood, sus talentos como actriz apenas han sido probados (o, mejor dicho, ignorados) en la franquicia de Twilight, aunque mostraba señales prometedoras en películas como Adventureland y The runaways. Val es un papel complejo en el que la actriz nunca pierde a su persona en la vida real, sino que lo abraza para desarrollar una dinámica con Binoche que es una actuación impulsada de forma más clásica. Las dos empiezan en un tren a Zurich en honor al gran colaborador de Maria, un guionista alemán que le escribió el papel que la hizo famosa, cuando descubren que el hombre ha fallecido. Más que eso, un joven director espera devolver al escenario la obra con Maria una vez más, no en el papel codicioso y fuerte de la joven, sino como la mujer mayor, suicida y con poca voluntad.
Su compañera es su asistente. Y ahí es cuando la película se pone interesante, porque no sólo es la compañera reflejando las ideas de la actriz acerca de la juventud, sino que es interpretada por Kristen Stewart, que además de los detalles de "la obra," es en la vida real la encarnación viva de una Juliette Binoche de 25 años. Así que cada cambio está impregnado en la realidad, incluso si Stewart está interpretando a una asistente en la película.

Es una de mis decepciones del film que no haya más tiempo con Kristen y Chloe, como personajes, porque sentí que la película hablaba de cómo las cosas se han acelerado. Lo que tomó 2 décadas para ir de la vision del personaje de Binoche de vivir como una actriz famosa, heredado por el personaje de la Srta. Stewart, tomó menos que una década para transformarse en lo que el personaje de Mr Moretz vive y representa.
[...]
El personaje de Stewart está llenando múltiples roles, simbólicamente, aquí. Pero la única reflexión de lo que el personaje de Moretz podría despertar en unos pocos años, la próxima persona incluso más agresiva/abusiva/auto-atrapada detrás de ella, cerrando incluso más rápido.
 
 
gracias a LaSagaRobsten

Noticias Relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

ShareThis