31 agosto 2013

Nueva entrevista de Robert Pattinson para InStyle Magazine UK por Dior Homme


Scans completos

  
Traducción

Hay un cierto cambio de energía cuando una estrella de cierto status entra en un edificio. Lo sientes cuando Kate Moss entra en una habitación - la atmósfera se vuelve extrañamente cargada. Y lo sientes cuando Robert Pattinson está a diez pies de distancia, al otro lado de un director de operaciones en la suite de un hotel de Beverly Hills. Incluso aunque el hotel es un punto de parada diaria para los famosos - Rachel Zoe está en el Salón Polo hoy comiendo, con un sombrero largo y flexible; January Jones estaba en el lobby la noche anterior - la presencia de Robert ha creado una corriente palpable en el aire. Trim, una inmaculada mujer parisina de la casa de Dior (recientemente él ha firmado el contrato para ser la nueva cara de la fragancia Dior Homme) recorre arriba y abajo los pasillos, esgrimiendo carpetas y viéndose bastante nerviosa. "Robert está listo, ¿si?" susurra una a través de la puerta, mientras un guardaespaldas inescrutable me empuja dentro de la habitación que contiene una de las estrellas del cine más indiscutibles de la década.

La figura que se levanta del sofá no aparente ser alguien con el título de alguien que maneja 25 millones de dólares por una foto. O como Edward Cullen, el misterioso, etéreo adolescente vampiro que llevó a Robert Pattinson a la fama a un nivel casi inimaginable. Él es joven y educado, tímido, mientras me da la mano, como un adolescente nervioso, bien educado conociendo a los padres de su novia por primera vez. El pelo que creó miles de sitios fans está tapado hoy con una gorra de baseball hacia atrás- Lleva un suéter suave, marinero, vaqueros oscuros y calcetines con manchas con sus zapatillas de deporte negras - el uniforme de los chicos de clase media del oeste de Londres, extrañamente incongruente entre tanta influencia de LA. Parece ridículo describirle como guapo. Por supuesto que lo es- él es Robert Pattinson. Pero él no es guapo un guapo inmaculado, imponente y confiado de la manera en la que lo esperas de los iconos de la gran pantalla. Más como un chico adolescente que no se siente del todo cómodo con la lotería artística que ha ganado.

Pattinson es célebre por no gustarle esta parte del trabajo - las entrevistas y el escrutinio - pero no hay hostilidad en la habitación hoy, más el sentimiento de un joven amigable en una boda forzado a sentarse cerca de un pariente mayor, riéndose diplomáticamente de mis chistes, conectando sus pensamientos con un montón de impuestos "kind of, sorta and like" de LA. Él es dulce, sorprendentemente abierto y se ríe mucho. Dándole tragos a una Coca-Cola light y dándole caladas sin fin a cigarrillos electrónicos, habla sobre Dr. Who ("Nunca he visto un episodio. Eso es realmente malo, ¿no?") y Juego de Tronos ("Todo el mundo está obsesionado con ello. Una locura").

Él conoce una buena forma de lidiar con la "locura", habiendo sido catapultado a un nivel de fama que desafió a todas las expectativas. Un papel en Harry Potter y El Cáliz de Fuego hizo que le nombraran como "el nuevo Jude Law". Luego, en 2008, él venció a otros 3000 para aterrizar en el papel protagonista de The Twilight Saga. Su vida fue transformada.

Estos días, las campañas de fragancias se han convertido en un movimiento deliberado en sus carreras para las estrellas de la A-list, que firman contratos con grandes casas de moda para grabar campañas hermosas con directores reputados. ¿Y quién mejor para representar tu marca que el hombre en el centro de una franquicia de películas que vale más de tres billones de dólares? Inteligente Dior. Los anuncios son impresionantemente atmosféricos, como una película pequeña de Warhol, grabada entre los skylines de Nueva York por Nan Goldin con Robert corriendo sobre tehados y comprometiéndose en apasionados encuentros con una actriz joven francesa. Él parece un latente James Dean. Su pelo ha sido cortado casi al corte normal de la Armada.

"Inicialmente iba a rapármelo. Quería tener un pelo realmente corto para esto". Hace una pausa pensativo. "Supongo que tenía miedo, en realidad. Vas a hacer un anuncio y no quieres parecer como que estás posando". Le han ofrecido contratos de mucho dinero antes, por supuesto, probablemente a diario. Parece un movimiento poco probable para alguien tan manifiestamente privado aún así, hacer una campaña de anuncios. Así que, ¿por qué ahora?

"Antes, estaba obsesionado pensando, "La gente va a pensar que eres un vendido", y ahora, por supuesto, cada actor en el mundo ha hecho una. En el pasado siempre decía que no a todo. Pensaba que me juzgarían mucho por eso". ¿Qué le hizo cambiar de parecer? "Dior vino y se sintió correcto. Era una gran decisión - He rechazado muchos de los otros en el último minuto antes".

Por supuesto que lo ha hecho. Twilight no era lo que era sin su precio. Pattinson vive bajo una persecución constante de los paparazzi y fans enloquecidos, y su vida privada se debate a diario. Estrictamente no tiene que haber ninguna mención hoy a su ruptura de alto nivel con Kristen Stewart, pero me pregunto si siente ¿que le precio a pagar ha merecido la pena? La franquicia, después de todo, le ha dado el dinero y el poder para escoger y elegir lo que va a hacer después.

"Algo así. Puede ser realmente difícil hacer una transición de algo como Twilight una vez que la gente te identifica con algo así, y es difícil encontrar la manera de salir de eso. Y también, quiero decir, no soy tan fácil de elegirme por mi....físico. Soy bastante larguirucho. No puedes verme con exactitud en una película de deportes o algo así, ¿puedes? Nunca voy a interpretar a uno de esos tíos".

Seguramente, él sabe que es ¿material de protagonista? "No lo sé", él da una calada a su cigarrillo electrónico y se ríe. "Quizás tengo una dismorfia corporal". ¿No se ve él como alguien atractivo? Frunce el ceño. "Depende, a veces. Pero soy raro con mis looks. Una vez que te fotografían mucho, te cambia. Recuerdo cuando vi por primera vez Twilight, no me importaba cómo me veía - había menos presión, supongo. Estaba como, '¡Estoy guay como la mierda!'", se ríe.

Y ahora hay presión en abundancia. La pasada noche, le vi en un evento de Dior en LA para lanzar la campaña. Llegó viéndose apuesto con un traje de color azul marino y respondió a las preguntas obedientemente, pero parecía curiosamente tímido para alguien tan acostumbrado a ser fotografíado y contemplado.

"Cada vez que aparezco en cualquier sitio, pienso, 'No sé cuántas veces más puedo hacer esto'. Vestirme para aparecer en cualquier lado y ser mirado - Me pongo tan nervioso. Hasta el último segundo en el que me tengo que is, me cambio millones de veces. Es una locura. Literalmente justo antes de ir, me miro en el espejo y pienso, 'Te ves como la mierda'. Empiezo a preocuparme por las arrugas". Él tiene 27. ¿En serio? "Honestamente. Todos los que trabajan conmigo saben que tendrán que sentarse ahí y esperar a que pase por mi proceso de tener mi ataque de pánico por cómo me veo".

Es difícil decidir si él hubiese elegido este camino sabiendo lo que sabe ahora. Él era un chico de clase media de un suburbio afluente del oeste de Londres, el hijo de una agente de modelos y un hombre de negocios que se acabó uniendo a un grupo local de teatro cuando era adolescente. Y, como él mismo señala, nadie sabía que Twilight iba a despegar ("todo era tan inesperado - los estudios ni siquiera habían comprado los derechos de los otros libros, así que terminaron siendo estafados"). Actores como Daniel Craig y Matt Smith al menos sabían en lo que estaban firmando, interpretando a personajes que inspiran convenciones de fan e industrias enteras. A parte del éxito de las novelas, nadie podría haber predicho la respuesta ferviente a las películas de Twilight.

Segunda parte:

"Nadie tenía ni idea. Pero en cierta manera fue bueno para mi, porque veo a gente que firman para películas enormes y no tienen la oportunidad de decir, 'No sabía que esto iba a suceder'. Esta es mi carta gratuita de salida de la cárcel", sonríe arrepentido.

"Significa que puedo decir que me puedo comportar como quiera porque sólo llegué aquí por accidente. Hace más fácil decir cosas como que los paparazzis me cabrean. Puedo decir que no quería eso y que no sabía que iba a suceder". Es lo más empático que ha sonado en toda la mañana, la única vez en que no parece un adolescente.

Twilight fue su base de lanzamiento, pero sus otras elecciones de películas han sido ligeramente más por debajo del radar, a menudo eligiendo conscientemente proyectos independientes. Interpretó a Salvador Dali en la película de bajo presupuesto Little Ashes, y protagonizó junto a Reese Witherspoon en la comercialmente de bajo nivel Water For Elephants. Recientemente ha terminado de grabar el thriller Australiano The Rover con Guy Peace, y se reunió con el director David Cronenberg este año para Maps To The Stars con Julianne Moore, una sátira del exceso de Hollywood y la cultura de las celebridades - algo con lo que él presumiblemente tiene un buen acceso de información de dentro. Es su segunda vez con Cronenberg, quien le escogió para Cosmópolis, un drama de ciencia ficción aclamado por la crítica que ganó una nominación para la Palma de Oro en Cannes el año pasado. Hay un sentimiento definido de que Robert Pattinson quiere seguir adelante y crecer. Está haciendo un Johnny Depp.

"Fui realmente afortunado con Cosmopolis. Lo conseguí casi al final de las películas de Twilight y se sintió como que me legitimó un poco". ¿Sintió la necesidad de ser legitimado como actor entonces? "No es que esté menospreciando ninguna de las cosas de Twilight, pero es como...", hace una pausa cuidadosamente, avanzándose a cómo esto se podría leer y cambia sensiblemente el rumbo. "Fue más que salió de la nada conseguir una película de David Cronenberg y después conseguir ir a Cannes después de eso. Fue como... enorme, supongo". Añade: "Nunca me había sentido realmente un actor antes". ¿Por qué no? "Porque fue como que caí en ello. Quiero decir, sabía que tenía bastante buen gusto en las películas y sabía que quería estar en ellas, pero no creo que realmente supiera cómo actuar. Se sentía como que sólo estaba averiguandolo mientras me adhería. Con Cosmópolis estaba como, 'Ok, así que en realidad puedo hacer esto otro'. Es una lucha una vez que hacer películas adolescentes: cuanto más grandes son, más difícil es para la gente permitirse verte en cualquier otra cosa, y se siente como algo enorme a lo que superar".

Él vive con dolor para llevar una vida relativamente discreta aquí, en LA. Los fotógrafos paparazzis aún están completamente con provisiones, teniéndole cargando una mesa de ping-pong en su camioneta pick-up; comprando comida ("Robert Pattinson se abastece de papel higiénico!" gritaba un titular recientemente), pero él brilla en los eventos de alfombra roja y publicidad, y odia Twitter: "Esa cosa es una pesadilla - ¿Por qué querría atraer más atención hacia mí mismo?", y parece tener el mismo grupo de amigos que siempre ha tenido, notablemente la pareja de Sienna Miller, el actor Tom Sturridge, a quien ha conocido desde su niñez. La gente famosa siempre dice con retrospectiva que tienen un sentido de su propio destino - ¿lo tiene él? ¿Fue el chico del póster de fútbol con el que todo el mundo quería salir, capitán del precioso equipo?

"No, nunca salí con el 'grupo de los guays'", dice horrorizado. "En realidad en mi colegio, si querías estar en el grupo de los guays, tenía que ir por ahí y robar los teléfonos de la gente, así que no fui parte de ese grupo. Mi pequeño grupo de amigos - quienes en realidad son todavía mi pequeño grupo de amigos - y esto puede sonar pobre, queríamos ser artistas de verdad. Nunca nos invitaron a las fiestas guays y si lo hicieron, nos sentábamos en una esquina por nuestra cuenta".

Hay algo ligeramente vulnerable en Robert Pattinson. Él es un candidato inusual para el trabajo de estrella del cine de Hollywood, donde los titulares, las prácticas de la prensa y las pieles gruesas vienen con el territorio. Él ataca como un introvertido que ha descubierto que tenía un talento genial haciendo un trabajo para extrovertidos, y aprendiendo cómo adaptarse. ¿Pero qué pasa si se adapta demasiado? ¿Qué pasa si para de convertirse en un mimado?

"Porque ves a otra gente haciéndolo todo el tiempo. Es tan fácil ir hacia abajo por esa carretera para ser un capullo total. Recuerdo trabajar con este tío una vez. Era su primera película y estábamos tres semanas en ello. Yo tenía una conversación con alguien y él sólo se terminaba su botella energética y la agarraba, esperando a que alguien la cogiera. Pensé, '¡Has estado aquí tres semanas!'".

"Supongo que quizás soy demasiado sensible. No quiero no gustarle a la gente", se encoge de hombros. "En realidad encuentro difícil  pedirle a la gente que haga cosas para mí. Si empiezas a mandarle a la gente de alrededor, ellos sólo lo tomarán, porque tienen que hacerlo. Entonces ellos piensan, 'Ok, me has mandado, ahora voy a hablar mierda sobre tí a tu espalda". Nos metemos en el asunto de su apodo, R-Patz. Él hace una cara - no está entusiasmado. "Sólo es que no entiendo ese apodo. Es tan al azar. No pienso que sea un término para hacerse querer, tampoco. Es sólo como...". Se encoge de hombros y agarra sus manos en un gesto de perpleja frustración. "No puedes forzar a la gente a respetarte". Se ríe. "Supongo... es algo un poco raro, es lo que es".

Él está al frente de una campaña de fragancias, así que inevitablemente hablamos sobre las esencias. Me pregunto, ¿qué olores le gustan en una mujer?. "Ya sabes, es gracioso, pero puedes decir mucho sobre alguien por la forma en la que huelen, ¿no lo crees?". Le digo que una vez abandoné a un tío porque no me gustaba su olor. "Exacto, es raro. Puedes decir lo buena que es una persona, de una forma muy graciosa. La gente que es rar - Pienso que huelen raro. Es algo como totalmente animal. Si la esencia del cuerpo de alguien te hace reaccionar de determinada manera, puede ser increíble. Es enormemente poderoso". Le pregunto cómo huelo. "No podría decirlo", se ríe educadamente. Soy el invitado mayor a la boda otra vez. "No te conozco muy bien". Mi momento de vergüenza es aliviado por una de las damas parisinas diciéndome que casi hermos terminado mi tiempo. "Una pregunta más", dice ella.

¿Qué le gustaría que la gente dijera sobre él? ¿Cuál le gustaría que fuera su legado? "No lo sé. Supongo que me gustaría que dijeran que soy un buen amigo de verdad". Sonríe. "¿Suena como que estoy diciendo que soy la persona más genial del mundo?".

Hay muchas mujeres que piensan que lo es. Pero quizás él sólo es un chico con una gorra de baseball, intentando dejar de fumar, que está madurando en público. Y creo que esta haciendo un trabajo bastante bueno con ello.

Fuente | Vía y Transcripción en inglés | Scans HQ gracias a @Gossipgyal y Cyn | Imágenes recortadas 
Traducción LaSagaRobsten

Noticias Relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

ShareThis